Archivo de la categoría: Sin categoría

Buxo

MONTAÑA_01

A veces, el arcoiris aplasta mientras te recuerda “no olvides que la vida duele, amiga”.
Sobrevivir olvidando, recordando, olvidando y volviendo a recordar que querer es doler.
Vomito al sentirlo.
Ayer me enterraste contigo Buxo, bajo la montaña.

24 de diciembre 2013

Feliz siempre… y en navidad también!

FN

Marengo

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Bajo esta piel se esconde aquello que no quiero ver, son escamas de oscuridad en mitad del inconsciente, subconsciente. Los sueños se entrelazan sin sentido, enmarañando la realidad hasta hacerla insoportable.

Alguien me observa, corro sin avanzar, la luz. No respiro.

Este proyecto intenta descubrir aquellos rincones ocultos que la consciencia no me deja ver. Captar esas obsesiones, esos sueños, el gris de mis momentos.

Prólogo

MARENGO es el trabajo fotográfico presentado al Móbil_Foto_Crea. Es un trabajo abierto, que irá caminando con el tiempo y que espero, no deje de crecer y de explorar!

Pero Marengo no es sólo cosa mía, no señor! cuando llevas adelante un trabajo (da igual cuál sea) es importante rodearte de personas a las que admiras, quieres y en las que confías; personas que te ayudan y te aconsejan en aquello en lo que tú flojeas. Es por eso que en la mayoría de los casos, el mérito no es sólo del autor sino también de muchas otras personas que en la sombra, suman fuerzas.

Gracias. Livia, Copias de Autor (Carlos, Alejandro y Xabier), ImprimeVerde (Dani), Carpintería Milano, Nina, Luz, Tamara Roca, padres,  amig@s, a los vecinos, al perro, a la de la tienda, a la señora del banco, al gasolinero … jajaja. Ah! y por supuesto a todas las personas que me prestaron el móvil por unos segundos para sacar las fotos que forman parte del proyecto (el mío no tenía cámara).

Fotos y video de la exposición realizados por el Outono Fotográfico.

expo

Sin moras, sin verano

Las estaciones cambian, así como los frutos marcan el inicio y el final de temporada pasando del esplendor a la decadencia en lo que tarda un mirlo en mudar sus plumas. En la ciudad esos cambios no son tan evidentes. Permanecemos en estado perenne y obviamos la realidad caduca, la natural, la aleatoria. Todo muda a nuestro alrededor  y antes de que las hojas de los árboles lleguen al suelo, las cagadas de los pájaros urbanos ya nos indican que el tiempo pasa, que sin moras ya no hay verano. Eso es así.

IMG_20130822_004625 IMG_20130822_004535 IMG_20130822_004455 IMG_20130822_004428 IMG_20130822_004356

gatobizcochil

GATOBIZCOCHIL

Hay días que me veo como a un simple perro babeando al ver una pelota o como a un gato arañando compulsivamente una superficie rasposa… vamos, que siento que soy un poco obsesiva, en pocas palabras. Es que veo animales en tooodo. Que si un cristal roto, son los bigotes de un ratón, que si las grapadora una ballena, que si el poso de café una lombriz enroscada… en fin, y en este caso en el envoltorio de un bizcocho, un gato. Equilicuá!

Hojas como notas

Kathrin Koschikzti es una de esas personas que ven lo simple de una manera especial.
http://www.kathreinerle.de/

Kathrin_Koschitzki_000610

Kathrin_Koschitzki_000612

Kathrin_Koschitzki_000613

y del mirlo…

 

 

ave

“Este viaje no habría sido posible sin la ayuda del búho, que me enseñó a ver en la oscuridad; del lobo, que me dejó pistas en el camino; de la alondra, que siempre voló cerca, para que no me sintiera sola, y del oso, que me dió calor cuando el frío me detenía.”
Mónica Lozano. Zoofilias. Ojodepez 31.

::ARGUS::

argus_00 argus_02 argus_04 argus_05 argus_06 argus_07

-Argus ya no puede más- lo dice el óxido, manager inseparable del navio, que lo acompaña en cada grieta de desidia que se produce. Nadie lo quiere, lo cuida, nadie lo mima. No es algo secreto, ni se esfuerzan en ocultar ese olvido … es una verdad a voces, de esas que rebotan mejor que el eco de una montaña y revientan el tímpano dejándolo en carne muerta. Argus se hunde en la memoria, en esa que ya no se puede sacar a flote; en esa que ya ni dios recuerda porque no queda nadie para olvidar. Y así navega él, amarrado a un puerto al que no pertenece y del que nunca saldrá.

-Patrón- dice Argus antes de callar -Patrón! Bacalhau á vista! aos Dóris mariñeiros!-