Sin moras, sin verano

Las estaciones cambian, así como los frutos marcan el inicio y el final de temporada pasando del esplendor a la decadencia en lo que tarda un mirlo en mudar sus plumas. En la ciudad esos cambios no son tan evidentes. Permanecemos en estado perenne y obviamos la realidad caduca, la natural, la aleatoria. Todo muda a nuestro alrededor  y antes de que las hojas de los árboles lleguen al suelo, las cagadas de los pájaros urbanos ya nos indican que el tiempo pasa, que sin moras ya no hay verano. Eso es así.

IMG_20130822_004625 IMG_20130822_004535 IMG_20130822_004455 IMG_20130822_004428 IMG_20130822_004356

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: