Un cohete a la luna

coheteluna

10, 9, 8, 7, 6, 5, 4, 3, 2, 1, CERO.
10, 9, 8, 7, 6, 5, 4, 3, 2, 1, CERO.

El generador ultramegatónico no generaba protones de plutonio polarizados por lo que la chispa de ozono condensado no se produjo al tiempo que la reacción de metano hiperbárico de la caja de explosión estelar.
El cohete no despegó ni ese día, ni el resto de días señalados para su lanzamiento lunar. Era una simple ley física lo que le impedía llegar a su objetivo? era un fallo en el sistema megasupersónico informático?.
Piensa, piensa!
Pero nadie en aquel matemático lugar se había planteado una pregunta: y si la luna ya estuviese al alcance de nuestros sueños?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: