Días tranquilos





Aquí ya es verano, o al menos eso parece estos días de solcete y brisilla calurosa. Pero como la mayoría de los gallegos, no queremos hacernos a la idea de VERANO, porque en unos días el tiempo puede cambiar radicalmente y llenar el cielo de nubes, frío y humedad. Así, aprovechando el buen tiempo y las vacaciones nos hemos trasladado a casa de mis padres; una casa maravillosa con campo, árboles autóctonos y poza en donde poder observar animales y demás detalles naturales. El tiempo transcurre lento, tranquilo a pesar de lo fugaz de sus luces. Ir al estanque a las 12 de la mañana no tiene nada que ver con sentarte al borde del mismo a las 7 de la tarde; cambia la cantidad de bichillos que se acumulan para depredar a los incautos bañistas, el ángulo de los reflejos de los carballos,el número de rosas en floración de las macetas que adornan el estanque, el poder observar a los pequeños tritones que se asoman al límite de su territorio acuático, a las aves que van a beber, e incluso puede variar la cantidad de agua y con ella, tu curiosidad.

Siento un placer inmenso al saber que bastan unas cuantas guías, mis ojos, una cámara o unos buenos prismáticos para poder pasar una buena tarde de verano. Ah, sin olvidarnos de un vestido fresquito!
Soy simple y en esa simplicidad reside mi disfrute. Simplemente genial!

Bienvenido verano!

Anuncios

Un pensamiento en “Días tranquilos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: