Situaciones habichueleras

Situación 1:

Noooo… no me comas, no me comas!!-

Has sido una irresponsable y debes pagar por tu egoiiiiismo, pequeña judía habichuelera…-

Acaso no sirve de nada el arrepentimiento?? te he pedido una y mil veces perdón… qué más he de hacer para que me liberes de esta culpa??-

Nada más puedes hacer o decir. Tu sentencia es firme y debes pagar sin condicioooones…-

Por detrás, gritos de euforia sanguinaria.

Noooooooo….-

…………………………………………………………………………………………………………………

Situación 2:

Judías somos, judías seremos y habichuelas siempre criaremoooos!-

Alto! no se permiten manifestaciones públicas en este huerto!– dice el calabacín jefe.

Habla el representante

Quién dice eso? tenemos derecho a reivindicar que nuestras habichuelas vayan a parar a la tierra y no a los estómagos humanos….-

Mientras tanto, una minijudía se adelanta

No exigimos que liberen a todas, tan solo pedimos un porcentaje equilibrado

Ni hablar del calabacín…. ésto se acabó y vais a moriiiir tooooodas!!

Noooo…-

…………………………………………………………………………………………………………………………….

Situación 3:

Era un día soleado y las judías salían a dar un caluroso paseo antes del fin del verano… Una pequejudía que jugaba despistada se tropezó, sin querer, con algo grande que la observaba soprendido.

Hola señor calabacín, hace una mañana espléndida y huele a tierra seca. Espero que pronto llegue la lluvia del tubo porque tengo una sed terrible. A usted no le pasa lo mismo? y eso que es más grande que nosotras y necesitará más agua, no?-

Mira pequeña, no sé si sabes que tú y yo no deberíamos estar conversando en este momento-

Sí lo sé, pero me da igual-

Quéééé???-

Aláááá… qué boca más grande tiene!!! y eso dientes irregulares!!-

Sus amigas la ven y comienzan a gritar con pavor

Sal de ahí! estás loca! apártate o te comerá!!!

La pequejudía seguía impresionada con la enorme boca y no escuchaba las advertencias.

Y lengua? no tienes lengua?-

Quieres verla, pequeña?

Pues sí, me la enseñas? es que eres tan especial….-

Claro, ahora que tú y yo somos amigos, no tengo inconveniente… ven acércate más…-

A partir de ahora, puede que esta historia no deba contarla. Quizás termine mal o quizás termine lujuriosamente bien…. Ya se sabe que una situación puede tener múltiples interpretaciones.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: